Lunes, Junio 24, 2019
Economía

Soyeros inician proceso para retirar el grano almacenado para venderlo a mejor precio

TIERRA NOTICIAS. Los soyeros de Santa Cruz iniciaron hoy (24.06.2019) el proceso de retiro del grano almacenado en los silos de los industriales con el propósito de buscar un precio superior de 280 dólares en el extranjero.

La determinación fue asumida por los productores de soya tras el fracaso del diálogo con los representantes de las industrias oleaginosas, en su propósito de encontrar un precio que llene las expectativas de los soyeros.

El presidente de la filial norte de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Eliazer Arellano, aseguró que la reglamentación del Decreto Supremo 3920 autorizará la exportación del 60 por ciento del grano producido.

Según el dirigente, el sector soyero no continuará negociando un mejor precio con las industrias oleaginosas nacionales, porque éstas no tienen la voluntad ofrecer un pago justo, y cerraron su oferta en 241 dólares la tonelada, pese a que el precio internacional del grano subió en los últimos días.

“No queremos saber nada de reuniones con Industria. Cada producto está yendo a saber su extracto y ya con la directiva de Anapo vamos a mover para poder retirar el grano”, agregó el dirigente, según el diario Los Tiempos.

El Decreto Supremo 3920, de 29 de mayo de 2019, “autoriza la exportación de grano de soya equivalente al 60 por ciento de la producción nacional de la gestión anterior según datos oficiales del INE previa verificación de suficiencia y abastecimiento en el mercado interno a precio justo”.

Sin embargo, Arellano dijo que hasta la fecha no hay resultados concretos del mencionado decreto porque aún falta su reglamentación, pero desde ya tienen previsto exportar el grano a países como Perú, Paraguay y Argentina.

El dirigente espera que “se cumpla el 60 por ciento” de grano exportado, puesto que, en caso de que el Gobierno restrinja la autorización a un porcentaje menor, retornarán las medidas de presión como bloqueo de carreteras troncales.

Arellano lamentó que la intervención del Gobierno —a través de los ministros de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, y de Gobierno, Carlos Romero— no hubiera tenido resultados satisfactorios para los productores, ya que no se alcanzó el objetivo que las industrias paguen 300 dólares la tonelada de soya.

Cocarico instó a las industrias oleaginosas a mejorar el precio, dado que los 230 dólares -que inicialmente ofrecían a los productores- no cubrían ni los costos de producción.

Según el vicepresidente de Anapo, Fidel Flores, los productores de soya registran pérdidas económicas que superan los 300 millones de dólares, por el bajo precio del grano y de la sequía que mermó el rendimiento.

 
Economía