Jueves, Noviembre 14, 2019
Política

Carlos Mesa denuncia que Evo Morales hace una "política destructiva" desde su asilo en México

TIERRA NOTICIAS. El candidato presidencial Carlos Mesa denunció el jueves que el expresidente Evo Morales hace una "política destructiva" desde su asilo en México y pidió al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador colaborar con la pacificación social en Bolivia.

"Queremos denunciar ante el mundo y pedirle al Gobierno de México que respete su propia tradición histórica y que ese Gobierno no le permita al señor Morales seguir haciendo una política destructiva, divisionista y de confrontación en nuestro país", dijo a los periodistas.

El exmandatario boliviano renunció a la presidencia tras múltiples protestas debido a denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre, además perdió el apoyo de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Morales no ha cesado en denunciar un "golpe de Estado" en su contra y que la oposición boliviana está aliada con Estados Unidos para conspirar contra la soberanía de Bolivia.

"Cómo es posible que México, un país que tiene una tradición histórica de asilo (...), le permite al señor Morales declarar políticamente, hacer acusaciones, participar en la política boliviana, promover la violencia, promover la división, cuando uno de los elementos fundamentales del asilo político es la obligación del asilado de no hacer declaraciones ni hacer ningún tipo de participación política directa o indirecta de ninguna clase", señaló Mesa.

La administración de López Obrador decidió concederle asilo político a Morales alegando razones humanitarias y una situación de urgencia en Bolivia, donde su vida y su integridad corrían riesgo.

"Condenamos la decisión de Trump de reconocer al gobierno de facto y autoproclamado por la derecha. Después de imponer a Guaidó, ahora proclama a Áñez. El golpe de Estado que provoca muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica que viene desde EEUU", escribió Morales en su cuenta en Twitter tras la posesión de la senadora opositora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia.