Domingo, Febrero 18, 2018
Social

Lluvias dejan 8 muertos y 15.500 afectados, cifra no incluye a damnificados de rio Desaguadero

TIERRA NOTTICIAS. Las intensas lluvias en Bolivia dejaron por el momento ocho muertos y más de 15.500 afectados, los nueve departamentos están en alerta amarilla y naranja, mientras que los municipios cuantifican los daños económicos y materiales causados por las riadas, inundaciones y mazamorras, informó el domingo el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru.

La autoridad detalló que los desastres dejaron "15.517 familias afectadas, 429 familias damnificadas, 315 viviendas afectadas y ocho personas muertas", la mayoría (5) fallecieron en la mazamorra que golpeó al municipio de Tiquipaya, en Cochabamba.

En esta cifra el Gobierno no incluyó a las familias afectadas por el desborde del río Desaguadero, hecho ocurrido entre el jueves y viernes pasados.

En el departamento de La Paz el desborde del río Desaguadero afecta a la comunidad Centro Rivera de la provincia Gualberto Villarroel, pobladores piden a las autoridades que realicen inspecciones en el lugar.

En la misma provincia el municipio de Papel Pampa se encuentra totalmente Inundada por el desborde del dicho río.

La Dirección de Alerta Temprana de Prevención y Riesgos de la Gobernación de La Paz realizó una inspección de emergencia, en la que se visitó diferentes comunidades del municipio de Papel Pampa constatándose pérdidas en cultivos de papa, cebada, alfa alfa, y forrajes.

Por su lado, Brun informó también que las intensas lluvias provocaron que los nueve departamentos del país se encuentren en alerta amarilla y naranja ante las emergencias que puedan provocar las constantes lluvias y la ayuda que necesite la población.

Los municipios de San Javier y Loreto del departamento de Beni; Tipuani y Palca de La Paz y Tiquipaya, Vinto y Colcapirhua de Cochabamba se encuentran en alerta roja, apuntó.

Bru explicó que la declaratoria de emergencia autoriza a los municipios y gobernaciones a realizar las modificaciones presupuestarias que sean necesarias para disponer recursos económicos para atender los desastres.

"Los primeros en acudir con ayuda son los alcaldes y cuando son superados los niveles de ayuda económica, operática y de equipamiento, tienen que acudir al nivel departamental y cuando son desastres, acudimos los tres niveles para salvar vidas", puntualizó.

El viceministro de Defensa Civil agregó que la cuantificación de daños no es fácil y es una tarea que deben realizar las alcaldías a través del formulario de Evaluación de Daños, en la que se debe tener la certeza de verificar y certificar el nivel de las pérdidas por desastres naturales.

"Se debe tener certeza de la cuantificación de daños, porque según la Ley de Riesgos, ese formulario tiene carácter de declaratoria jurada, es decir, que no pueden aumentar algo más al informe, porque pueden ser sujeto de investigación en caso de alterar los datos", explicó.

 
Social